Valdevarnes

Sitios que se pueden visitar

        En los alrededores a Valdevarnés hay numerosos lugares que no deberias perderte entre ellos, destacan:

Las Hoces de Valdevarnés

Pilón en la plaza del Pilar

        Entorno rocoso de extraordinaria belleza. Abundante fauna. Té de roca. Un lugar increíble para perderse paseando y disfrutar de la naturaleza en estado puro.

El pantano de Linares

        Importante reserva de agua apta para el baño, que riega importantes zonas de la Ribera del Duero.

Vistas del rio Riaza

        Debe su nombre a Linares del Arroyo, el pueblo que desde 1952 descansa forzosamente bajo las aguas del pantano. En él vivían 120 vecinos, los cuales fueron notificados oficialmente en 1931 que por razón de las obras de construcción del embalse y del pantano, se iba a proceder a la expropiación forzosa de todas las edificaciones de la localidad y de las tierras enclavadas en los márgenes del río Riaza.

Vistas de las hoces de Riaza

        Este pantano fue construido por la Confederación Hidrográfica del Duero, con una capacidad de embalse de 58 millones de metros cúbicos sobre una superficie de 485 hectáreas distribuidas en una longitud de 11.800m. y una superficie de cuenca receptora de 716 kilómetros cuadrados.

        La obra de la presa tiene una altura máxima sobre cimiento de 36m. y sobre el suelo de 29, siendo la altura útil de agua 25m. con una longitud de coronación de 112m. Gracias a él se riegan 7.656 hectáreas localizadas en los términos municipales de Roa y Peñafiel, y se produce una energía hidroeléctrica, en salto a pie de presa, de cinco millones de kilovatios por hora.

La presa de linares

        En Maderuelo, para salvar este embalse se realizó la construcción del "puente nuevo", al lado del "puente viejo". El primero, es un viaducto sobre el río Riaza de 202m. de longitud y 17 ojos; el segundo, un precioso puente romano que quedó sepultado por las aguas y que puede verse cuando desciende el nivel del pantano.

        El descenso del nivel de las aguas en los meses de verano y en épocas de sequía deja al descubierto los pocos restos que van quedando del antiguo Linares, y sólo la Iglesia de San Juan Bautista, único edificio que no quedó totalmente sumergido, es muda testigo de los días en que unas vidas se vivían y unas costumbres se desarrollaban en aquel hermoso paraje.

Maderuelo

        A tan solo 3,5 Km. de Valdevarnés cuando el río Riaza deja de ser curso fluvial y pasa a ser pantano, aparece como si de un barco se tratara, la Villa de Maderuelo, misteriosa por su vínculo con los Caballeros del Temple y rica en signos y leyendas.

El arco de entrada a la villa

        Enclavada sobre una colina y rodeada por el pantano destaca esta Villa parcialmente amurallada, su belleza no solo estriba en la proximidad al pantano, donde podemos disfrutar de lugares y paisajes de gran encanto, sino que una vez traspasada la puerta de la muralla, entramos en un conjunto urbano de estilo románico en el que destacan la Iglesia de San Miguel y una vivienda adosada a la muralla que en tiempos sirvió de fonda.

        Pasear por sus calles nos traslada a una época en la que las prisas y el estrés eran algo desconocido. Sus casonas, sus calles empedradas, sus iglesias, todo hace que Maderuelo deje un recuerdo imborrable en la memoria de todo el que la visita.

        Destaca el arte románico y arquitectura medieval, destacando el castillo, la iglesia de Santa María y la ermita de La Vera Cruz, ésta última de aspecto prerrománico, se sitúa en la vega y su máximo interés reside en el hecho de que algunas de sus pinturas murales románicas se conservan en el Museo del Prado.

Santuario de nuestra señora de Hornuez

        Entorno natural de gran belleza en el término municipal de Moral de Hornuez, con una bella ermita, un antiquísimo sabinal, pinares y zona de ocio a pocos Km. de Valdevarnés.

Virgen de nuestra señora de Hornuez Vistas de la ermita de Hornuez

        La leyenda nos cuenta que en 1246, unos pastores que cruzaban el término de Hornuez por el margen izquierdo del Duero, en el municipio de El Moral, camino de Extremadura, en época de trashumancia, contemplaron un fenómeno que ellos no acertaban a explicar. Intentaron hacer fuego debajo de un enebro, y agotados todos los medios no fue posible encenderlo. Miraron hacia arriba y quedaron deslumbrados por una preciosa imagen que desprendía rayos de luz. Dieron cuenta a los vecinos de El Moral y la trasladaron a la iglesia parroquial; pero volvió a su lugar de aparición. También el pueblo de Maderuelo se la quiso llevar, con el mismo resultado. en vista de ello los fieles acordaron edificar en el lugar una ermita. Se reconoce como cierta la tradición antiquísima de la Virgen de Hornuez. La primitiva imagen desapareció en un incendio el 3 de Octubre de 1913; y la actual se esculpió ese mismo año.

        Por lo demás señalar que en el lugar hay una preciosa pradera salpicada de enebros milenarios, acondicionada además como parque recreativo, con columpios, barbacoas, fuentes de agua exquisita, un bar, frontón..., siendo ideal para pasar un día de campo.

        Se celebra una romería el último domingo de mayo, fiesta mayor además de Moral de Hornuez, y en la que participa toda la comarca. Es tradicional la procesión y jota en honor a la Virgen.

El parque natural de las Hoces del río Riaza

        A pocos Km. de Valdevarnés se encuentra el entorno natural "Hoces del río Riaza", siendo de destacar la importante colonia de aves rapaces, una de las reservas mas importantes de anidamiento del buitre leonado en Europa.

Vistas del rio Riaza Vistas del rio Riaza

        Se sitúa en el nordeste de la provincia de Segovia, cerca de los límites con las provincias de Burgos y Soria. Sus 5.185 hectáreas comprenden el tramo medio del río Riaza y ocupan parcialmente los términos municipales de Maderuelo, Montejo de la Vega de la Serrezuela y Valdevacas de Montejo.

        El río Riaza constituye el eje longitudinal del Espacio y, a lo largo de su recorrido de sureste a noreste, se pueden distinguir tres grandes zonas. En la primera, entre la localidad de Maderuelo y la presa de Linares del Arroyo, con un relieve relativamente suave, el río Riaza está embalsado desde el año 1951. Entre la presa y el arroyo del Carmen, con una longitud de 5,5 Km., el río se ha encajado en las calizas formando un cañón calcáreo de hasta 150 metros de profundidad y entre 200 y 300 metros de anchura. Y por último, a partir de dicho arroyo y hasta la localidad de Montejo de la Vega, el río abandona las calizas formando un valle disimétrico con una fértil vega en su fondo.

        Las Hoces del Río Riaza fueron declaradas Parque Natural en el año 2004. La identidad característica de este Espacio Natural está determinada por su singularidad geomorfológica y botánica, así como por la rica comunidad de aves rupícolas que habitan en el cañón, sin olvidar la variada comunidad de aves esteparias.

Vistas de las hoces de Riaza Vistas de las hoces de Riaza

        La Casa del Parque se encuentra en el pueblo de Montejo de la Vega de la Serrezuela y su visita es obligada para obtener la información deseada sobre el Parque Natural. En la Casa del Parque, existen dos elementos interpretativos: una exposición y un audiovisual que introducen y resaltan los valores naturales y culturales del espacio.

        La exposición. Se estructura en los siguientes bloques temáticos: "Conoce el Parque"; "Rincón de la memoria"; "En vivo y en directo"; "El Parque nos visita".
El audiovisual. Se divide en diferentes apartados: "Los protagonistas", "Un espacio protegido", "Los biotopos", "La comida", "El hogar" y "El ser humano".
Las cámaras. Permiten observar en tiempo real un nido de buitre leonado.

        Se puede acceder al Parque desde la A1, salida 144 (Milagros) y tomar la carretera a Montejo de la Vega de la Serrezuela.
Desde Aranda de Duero, antigua N1, tomar la carretera C-114 en Fuentespina.
CASA DEL PARQUE NATURAL DE LAS HOCES DEL RÍO RIAZA
C/ de las Eras, 14
40542 - Montejo de la Vega de la Serrezuela. SEGOVIA
Teléfono y fax: 921 53 23 17

Ayllón

        Ayllón es una villa monumental de Segovia que conserva un patrimonio envidiable. No muy bien comunicada con Madrid y algo aislada de la modernidad parece paralizadas en siglos pasados, conservando una gran personalidad castellana a caballo entre el medievo y el renacimiento.

        Murallas, iglesias, palacios, conventos de todas las épocas nos acompañan en esta vuelta a nuestros orígenes.

        La villa de Ayllón se encuentra en el extremo nordeste de la provincia de Segovia, asentado en las faldas de una rojiza colina y lindando con la provincia de Soria, junto con Riaza es uno de los puntos neurálgicos de la comarca nordeste de Segovia.

        Al este de Ayllón se encuentra la sierra a la que da nombre, la sierra de Ayllón, coronada por el pico del Grado (1.613 m.) junto al cual pasa la carretera que une a esta Villa con la provincia de Guadalajara.

        Como tantos lugares segovianos cuenta con innumerables monumentos de valor y de todas las épocas, además de rincones con sabor y encanto. Destacan:

        La Plaza Mayor: A la villa de Ayllón se entra por un "arco" que es una de las tres puertas de las murallas y pronto se llega a la magnífica plaza mayor porticada, con la iglesia románica de San Miguel y el Ayuntamiento. La luz de las mañanas soleadas se refleja en las nobles casas de color cárdeno que forman este acogedor recinto.

        Iglesia románica de San Miguel: La antigua iglesia de San Miguel, románica tardía del siglo XIII y convertida en museo ya no tiene culto a pesar de su inigualable situación contigua al ayuntamiento y en una de las esquinas que dominan la plaza mayor.

        Conserva un buen ábside muy restaurado con columnas, ventanales y canecillos y una deteriorada puerta en el muro sur. El interior conserva sepulcros de estilo gótico y una cabecera de buena elegancia románica en sus capiteles vegetales.

        Castillo y Torre Martina: En el cerro que preside la población quedan restos de las fortificaciones que durante siglos fueron dejando las diferentes civilizaciones que dominaron la ciudad.

        El más representativo es la Torre Martina, llamada así por su espadaña procedente de la iglesia de San Martín. Otro de los emblemas de Ayllón.

        Palacio de los Contreras: Tras atravesar el puente sobre el río Aguisejo e inmediatamente después de pasar el famoso arco ojival del recinto amurallado nos encontramos con el palacio de los Contreras con una magnífica fachada perteneciente al gótico isabelino (1497).