La cacera del Moralejos

        Los más mayores de Valdevarnés todos saben a qué zona llaman “El Pontón”. Está en el camino que baja hacia el reguero Moralejos en las proximidades de la bodega de Gabino. Aquí existió un puente que salvaba una cacera. Esta cacera pierde sus orígenes en la historia –una cacera era una conducción de aguas superficiales- y nunca hemos oído a nuestros antepasados que ellos hubieran hecho uso de esta infraestructura.

        Lo cierto es que esta arrancaba del interior de la hoz de Fuentemizarra, aproximadamente a unos seiscientos metros al oeste del cementerio –es perfectamente localizable su arranque-. Transcurría por la parte inferior de la ladera sur de la hoz, paralela al reguero, continuaba por donde está actualmente el cementerio y llegaba hasta la zona de “El Granero”. Los que superamos actualmente los cincuenta años, recordamos que la zona de cacera más próxima al pueblo se usaba de muladares.

        Ahora llegan las preguntas: ¿qué sentido tenía esta cacera?, ¿servía para regar la zona del granero hasta la vega? ¿Sirvió para desviar el reguero Moralejos y evitar inundaciones que malograran las cosechas? ¿Había algún artilugio mecánico – por ejemplo, un molino, que aprovechaba la corriente de agua?

        No tenemos ninguna constancia de la utilidad de la cacera, lo que sí sabemos es que existió. Basta con hacer el recorrido de inicios de la Hoz desde el cementerio para darnos cuenta de su evidencia.